Proyecto Izaro

A finales del 2008 pusimos en marcha el proyecto "Recuperación de la cubierta vegetal de la Isla de Izaro en Bermeo" junto con el Ayuntamiento de Bermeo con el fin de mejorar la situación de dos especies amenazadas presentes en la isla: la Garceta Común (Egretta garzetta) y la Malva arbórea (Lavatera arborea).

La isla de Izaro está ubicada en el término municipal de Bermeo, dentro de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, situada en un Área de Especial Protección (C2, Área del Litoral). Aunque no tenga una gran extensión, este enclave costero posee una extraordinaria importancia biológica, tanto desde el punto de vista botánico como faunístico.

En esta isla nidifican cinco especies de aves, todas ellas importantes en el contexto de la conservación del patrimonio natural vizcaíno: Cormorán Moñudo (Phalacrocorax aristotelis), Paíño Europeo (Hydrobates pelagicus), Halcón Peregrino (Falco peregrinus), Garceta Común (Egretta garzetta) y Gaviota Patiamarilla (Larus michahellis), especies incluidas en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas. Por otra parte, en Izaro se han citado unas cuarenta especies vegetales, algunas de ellas propias de acantilados y otras de carácter nitrófilo y tolerantes a la salinidad. Entre todas estas plantas destaca la presencia de Lavatera arborea, taxón incluido en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas.

La Malva arbórea es una malvácea que se encuentra en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas considerada como rara, así como en la Directiva Hábitat, el Catálogo Nacional y en el Libro Rojo. En la Isla de Izaro se encuentra la población más abundante de Bizkaia, por lo que su conservación y mejora son de suma importancia.

 
24

La Garceta Común anida preferentemente bajo la cubierta protectora de las malvas, utilizando las matas de Acelga marina (Beta maritima) como hábitat subóptimo ya que necesita de una cubierta protectora que reduzca la mortalidad (insolación, granizo, depredación de huevos, pollos y adultos,…). La presencia de masas compactas de malvas se ha reducido sustancialmente como consecuencia de la pertinaz sequía que sufrió Bizkaia en 1989 y por las dificultades de recolonización que tiene la vegetación en un hábitat intensamente estresado por la presencia de una nutrida colonia de gaviotas.

Además, recientemente la depredación de adultos por parte del Halcón Peregrino ha diezmado la colonia de garcetas, salvándose del exterminio casi exclusivamente las cinco parejas que anidaban bajo los únicos tres arbustos (tarayes) que hay en la isla y que fueron plantados por la Diputación Foral de Bizkaia en 1990. La supervivencia de la colonia depende por tanto de garantizar la supervivencia de masas importantes de Malvas arbóreas y/o de la creación de un pequeño bosquete de Taray (Tamarix sp.).

Para conseguir mejorar la situación de estas dos especies amenazadas se llevaron a cabo dos líneas de actuación:

  • Plantación de algunos ejemplares arbustivos de Tamarix sp.
  • Puesta a punto de un protocolo para la paulatina recuperación de la vegetación en general y de Lavatera arborea en particular, consistente en el establecimiento de vallados de exclusión, uno con remoción de sustrato y otro sin él, donde poder estudiar las condiciones idóneas para el crecimiento de la vegetación, evitando además el pisoteo de las gaviotas de la colonia de Izaro.

Desde su colocación, se realizan visitas a la isla para efectuar un seguimiento con dos objetivos concretos; por un lado, el seguimiento de la evolución en las parcelas valladas y, por otro, controlar y mantener las estructuras colocadas, tanto en el aislamiento para evitar la entrada de aves, como posibles problemas por condiciones meteorológicas adversas. Esperamos en breve obtener resultados para decidir a futuro las actuaciones idóneas a realizar para la recuperación de la cubierta vegetal de la Isla de Izaro.

Todas las fotografías son propiedad del fotógrafo de la naturaleza y patrono de la fundación Joseba del Villar y de la Fundación Lurgaia, estando prohibida su copia o reproducción