Actuaciones

El ser humano ha influido como ninguna otra especie en la Tierra. En un proceso progresivo, muy acelerado en los dos últimos siglos, la explosión demográfica, la industrialización y la sobreexplotación de los recursos ha conducido a la destrucción o serio deterioro de gran parte de los ecosistemas.

Hoy día se siguen destruyendo selvas, bosques y humedales y contaminando aguas, tierras y el aire en todo el Planeta. Sin embargo, la sociedad poco a poco se ha hecho por fin consciente de que la supervivencia de nuestra propia especie depende de la conservación de las demás y de su entorno. El desarrollo debe ser sostenible, tanto a escala local como global, respetando el entorno y la biodiversidad que alberga. Numerosas conferencias internacionales, leyes y convenios intentan que la humanidad se oriente hacia dichos objetivos, sin esquilmar el patrimonio y los recursos naturales que dejaremos a las generaciones futuras.

En la actualidad parte de los recursos gestionados por las administraciones van encaminados a dichos fines, pero la conservación real de nuestro entorno necesita de la participación de los diferentes entes sociales, sean públicos o privados. Reflejo de esta nueva sensibilidad es la opción de compromiso personal que muchas personas toman, siendo miembros o voluntarios de ONG y demás asociaciones que luchan por la conservación de la naturaleza y el medio ambiente.

Especialmente importante es el papel que ha comenzado a tomar la iniciativa privada en la consecución de estos fines, reforzando o llegando a aquellos puntos donde no llega la administración. Hoy día es una realidad esta participación llevada a cabo a través de diferentes asociaciones y fundaciones sin ánimo de lucro, que encauzan fondos y medios privados para actuaciones de protección del medio natural.

La Fundación Lurgaia pretende apoyar a las administraciones en su cometido de conservación del medio natural implicando al sector privado, sirviendo además de vínculo de transmisión con el resto de la sociedad. Este apoyo se materializa de diversas maneras. La principal es la financiación de proyectos con fondos cedidos por empresas y entidades. La segunda es la gestión de terrenos cedidos o donados por particulares. Y la tercera encauzando un compromiso individual y personal participando como socio o, incluso, colaborando en diferentes actividades de voluntariado.

Los principales problemas medioambientales de nuestro territorio están también relacionados con el deterioro de los ecosistemas y la consiguiente pérdida de biodiversidad. Por ello, las iniciativas puestas en marcha por la Fundación Lurgaia se enmarcan en tres programas. Los dos primeros pretenden actuar sobre los ecosistemas más amenazados: los bosques autóctonos con el Programa Quercus, y los humedales con el Programa Aqua. Y el tercero tiene como objetivo frenar la mencionada pérdida de especies animales y vegetales con el Programa Biodiversidad.

  • Programa Quercus
  • Programa Aqua
  • Programa Biodiversidad

Todas las fotografías son propiedad del fotógrafo de la naturaleza y patrono de la fundación Joseba del Villar y de la Fundación Lurgaia, estando prohibida su copia o reproducción